5 Técnicas de Venta Efectiva

Una persona que cuente con habilidades comerciales de manera innata, sin duda cuenta con más facilidades para adentrarse en las técnicas de venta, pero sentimos comunicarte que aunque ese sea tu caso, nunca es suficiente. En el mundo empresarial actual, donde la competencia es voraz, ninguna venta puede dejarse en manos de la improvisación o la intuición. Por este motivo cada vez son más las empresas que buscan personal con formación especializada enVentas y habilidades comerciales.
Para que puedas ir empezando a conocer cómo funciona el sector comercial, te daremos algunos trucos para que aumentes tu efectividad en cada venta.

  1.  No vendas
    Aunque parezca una paradoja, es sin duda una de las reglas de oro del comercial, de cara a enfrentarse a un cliente. Recuerda que tú no estás vendiendo, estás satisfaciendo sus necesidades. Para ello, no puedes enfrentarte a un cliente, sin antes haber realizado un estudio de cuáles son sus necesidades, y hasta qué punto producto o servicio puede satisfacerlas.
  2. Honestidad
    Esta es sin duda la clave de fidelización y de la confianza del cliente. Si tras estudiar las necesidades del cliente en cuestión, estás no se adaptan a tu producto o servicio, tienes dos opciones. La primera de ella es mejorar o cambiar tu producto o servicio de cara a ofrecerle algo que se adapte al cliente, o por el contrario retirarte honestamente de la venta. Una retirada a tiempo puede ser una victoria, y que lo que en principio ha sido un fracaso pueda convertirse en un cliente potencial de cara al futuro.
  3. Focalizar y Personalizar
    Este punto está íntimamente relacionado con los dos anteriores. Cada cliente es diferente por lo que debes preparar cada reunión con el cliente de manera personalizada, adaptándote a sus necesidades específicas, y las del sector al que pertenece, al igual que realizar un estudio de cuál es tu competencia en ese sector, para poner en valor tus puntos fuertes.
  4. Escucha
    Aunque pienses que tu producto o servicio es el mejor, debes escuchar a tu cliente, y escucharlo de verdad. Poner interés y analizar qué es lo que está buscando. No te centre únicamente en lo bueno que es lo que le estás ofreciendo, que el cliente note que estás interesado en sus necesidades, lo que aportará mayor confianza, y además te ayudará a mejorar las prestaciones de tu producto de cara al futuro.
  5. Fidelización
    En el momento que hayas conseguido realizar la venta, no abandones al cliente, interésate por su satisfacción sobre tu producto, establece una relación de confianza, de manera que no se convierta en una venta aislada, sino que pueda recurrir a ti en futuros procesos comerciales.